CdREC -> http://visitweb.com/cdcopy



SUPERCOPA DE ESPAÑA 1999
8 de Agosto
Valencia - Barcelona
SuperCopa (ida)
1 - 0
15 de Agosto
Barcelona - Valencia
SuperCopa (vuelta)
3 - 3
¡¡ CAMPEON VALENCIA C.F.!!






VALENCIA (1): Cañizares; Angloma, Björklund, Djukic, Carboni (Fagiani, m. 80); Albelda, Angulo, Mendieta, Farinós (Óscar, m. 78); Ilie (Sánchez, m. 68) y López.

BARCELONA (0): Hesp; Reiziger, F. De Boer, Sergi; Guardiola (Déhu, m. 50), Luis Enrique, Cocu (Gabri, m. 76), Litmanen; Figo, Kluivert y Zenden (Simao, m. 58).

Goles: 1-0. M. 86. Angulo centra desde la derecha y López cabecea desde cerca.

Árbitro: García Aranda. Amonestó a Cañizares y Reiziger. Unos 30.000 espectadores en Mestalla. Partido de ida de la Supercopa de España. La vuelta se disputará el día 15 en Barcelona.


El Piojo golpea otra vez al Barcelona

El extremo argentino del Valencia marca al final
de un partido muy abierto

CAYETANO ROS, Valencia
Kluivert lucha por un balón ante
Brjörklund y Albelda (J. Jordán).
Ni siquiera así: espeso y sin chispa, Claudio Piojo López dejó de zaherir al Barça, su rival preferido. Marcó de manera desacostumbrada (en un cabezazo al segundo paso tras un centro de Angulo, pese a que se trata de un cabeceador muy discreto).

Pero sigue inspirado el Piojo, que anotó al final de un choque otra vez vibrante, abierto y de gran entrega. Eso sí, el Valencia jugó bastante mejor. Entre otras cosas, porque sigue propulsado por los hombres que lo llevaron al éxito la temporada pasada, sobre todo en su centro del campo (Angulo, Mendieta, Farinós y la nueva incorporación de Albelda), que constituye la media más joven del campeonato y que ayer consiguió superar con claridad en esa zona al Barcelona. El conjunto azulgrana sigue dependiendo excesivamente de Figo (otra vez su mejor futbolista) y pesa como una losa la ausencia de Rivaldo. Actuó el Barça con muchos delanteros y, sin embargo, le faltó pegada. Como ya es norma, al grupo de Van Gaal, le cuesta mucho arrancar, pese a que la final continúa completamente abierta.

El Barça plantó de salida un equipo tan ofensivo que al Valencia le dio por encogerse para verlas venir. Sobre Van Gaal recae una retahíla de reproches, pero hay un dato irrefutable: ¿quién juega con tres delanteros y un media punta? Él lo hace, aunque para ello tenga que borrar de la lista de titulares a un central (Déhu) y colocar allí a un centrocampista (Luis Enrique). Y, sin embargo, pasados cinco minutos, el Valencia salió de la cueva para desarrollar unas combinaciones vertiginosas que recordaron al equipo que ganó la Copa. Unos instantes que vivieron su pico más alto en el cabezazo de Angulo a las redes y que fue anulado, ante el estupor del público, por fuera de juego del jugador asturiano.

Mediada la primera parte, el partido se enfrió y las fuerzas se igualaron. Era evidente que el Piojo López está muy por debajo físicamente del curso pasado (lógico a estas alturas), que Luis Enrique se ahogaba en su duelo con el atlético Mendieta (que empieza el curso tan listo como lo acabó) y que Litmamen, pese a un par de detalles técnicos, está en fase de adaptación.

Tras la reanudación y con la pérdida de Guardiola por lesión, el Barça plegó velas y el choque perdió intensidad. El calor pasaba factura y la resolución del partido quedaría reservada para un pequeño detalle. El de Figo, por ejemplo, que se marchó de Carboni tras haberle bursado como un caño aunque después fuera finalmente tapado por Björklund.

De hecho, Figo asumió el mando completo de su equipo en este segundo acto. Cúper dio entrada a Juan Sánchez por el oscuro Ilie en el ataque y éste le inyectó más chispa al Valencia en el último cuarto de hora. El público, no obstante, a quien quería ver sobre el campo era a Óscar, pensando que el ex barcelonista consumaría su pequeña venganza contra Van Gaal, pero Cúper a penas le dio tiempo

Más fresco parecía acabar el Barça, con Simao penetrando por el extremo derecho y Figo por el izquierdo. Pero fue el Piojo, sin embargo, quien acrecentó la leyenda que lo sitúa como bestia negra azulgrana abriendo inopinadamente un partido que se antojaba abocado al empate sin goles.


Subir


El "Piojo" no perdona

Picó cuando más duele
Joan Domènech
Van Gaal encontró la fórmula para frenar al 'Piojo', pero no evitó que el argentino volviera a picar al Barça. Y lo hizo cuando más duele, a falta de cuatro minutos para el final. A lo largo de todo el encuentro la defensa azulgrana controló al temido 'Piojo', pero al final el argentino volvió a marcarle un gol al Barça. Hasta ese momento, el 'Piojo' no había podido repetir sus hazañas de la pasada temporada. Sea porque no tenía su día o porque el plantemiento de Van Gaal funcionaba. El técnico había anunciado que no habría marcaje individual sobre el delantero argentino y cumplió. Recuperó el esquema que utilizaba su Ajax y el Barça de Cruyff y jugó con sólo tres defensas: un libre, Frank de Boer, y dos marcadores, Sergi y Reiziger. La función de ambos era frenar a los dos puntas del Valencia, Ilie y Claudio López. Tanto Sergi comoReiziger,quedestacan por su velocidad, pudieron controlar en todo momento a los dos delanteros valencianistas,en especialal temido 'Piojo'. Van Gaal, por si acaso, jugó con las líneas más retrasadas de lo habitual. No quiso que el 'Piojo' se aprovechase de los espacios entre líneas, comohizola temporada pasada y acercó mucho el centro del campo y la defensa, que a su vez estaba más cerca de Ruud Hesp. Dos hombres, Luis Enrique y Cocu, tenían órdenes de colaborar activamente con la defensa para tapar las peligrosas entradas desde atrás de Farinós, Mendieta y compañía. Escasas apariciones, pero gol Con este planteamiento, el Barça logró que las apariciones del 'Piojo' fueran escasas. En la primera mitad puso en aprietos a Hesp en dos ocasiones, pero el meta no se dejó sorprender. En la segunda parte estuvo aún más apagado, pero sobre el césped siempre hubo la sensación de que en cualquier momento el 'Piojo' podía armarla. Casi lo consiguecon un durísimo disparo desde fuera del área, pero Hesp volvió a resultar providencial. Al final, el desenlace temido: el 'Piojo' volvió a marcar. El antídoto para frenar al 'Piojo' funcionó, pero el argentino marcó el gol del Valencia a falta de cuatro minutos

Subir


El 'Piojo' volvió a decidir

EL VALENCIA SE IMPUSO AL BARCELONA POR 1-0
El Valencia se impuso al Barcelona en un encuentro en el que el internacional argentino Claudio López demostró que le tiene tomada la medida al conjunto de Van Gaal, ya que suyo fue el único gol del encuentro que deja la resolución del título de la Supercopa para dentro de siete días en el Nou Camp.

En los primeros instantes del encuentro fue el Barcelona el que llevó la iniciativa de juego, aunque el Valencia, bien posicionado sobre el terreno, impidió que las acciones del conjunto de Van Gaal llevaran peligro.

Polémica en el primer cuarto de hora
A los quince minutos de juego tuvo lugar la primera acción polémica del encuentro al anular García Aranda un gol a Miguel Angel Angulo, en supuesto fuera de juego. Esta acción encorajinó tanto al público de Mestalla como a los hombres de Héctor Cúper que incrementaron el peligro sobre la meta de Ruud Hesp.
El Barcelona también lo intentaba pero Figo, en dos ocasiones, y Cocu, apenas inquietaron a Cañizares y era el Valencia el que ponía más ganas y presión en el centro del campo, aunque tampoco llegaba con claridad a las inmediaciones del área contraria. En el minuto 42, Adrian Ilie desaprovechó la mejor ocasión valencianista al no acertar a marcar sólo ante Hesp y un minuto después era el guardameta barcelonista el que despejaba un disparo desde dentro del área de Claudio López.

En la segunda parte, el Valencia también fue superior
En la reanudación, se mantuvo la misma tónica que en los primeros cuarenta y cinco minutos, el Valencia mantenía la presión y realizaba un mayor desgaste físico mientras el Barcelona se dedicaba a tocar el balón en el centro del campo. Aunque ninguno creó excesivo peligro, las ocasiones más claras fueron para los hombres de Cúper.
Mendieta gozó de una clara ocasión, pero su disparo se fue junto al poste, Sánchez no supo aprovechar una mala salida de Hesp, quien instantes después enviaba a córner un potente disparo de Claudio López desde la frontal del área. Precisamente, el internacional argentino fue quien abrió el marcador en la recta final del partido tras rematar de cabeza en el segundo palo un balón centrado por Miguel Angel Angulo y se convirtió una vez más en la bestia negra de los barcelonistas.


Subir

SUPERCOPA DE ESPAÑA 1999
8 agosto
Valencia - Barcelona
SuperCopa (ida)
1 - 0
15 agosto
Barcelona - Valencia
SuperCopa (vuelta)
-


Barcelona: Hesp; Reiziger, Frank de Boer, Sergi; Ronald de Boer (Gabri, min.71), Guardiola (Zenden, min.75), Cocu, Luis Enrique (Dani, min.73); Figo, Nano y Kluivert.

Valencia: Cañizares; Angloma, Djukic, Bjorklund, Carboni; Angulo (Gerard, min.78), Albelda, Farinós, Mendieta; Sánchez (Killy González, min.65) y Claudio López.

Goles: 1-0, min.14: Kluivert. 1-1, min.15: Albelda. 2-1, min.21: Ronald de Boer. 2-2, min.53: Sánchez. 3-2, min.62: Kluivert. 3-3, min.65: Farinós.

Arbitro: Antonio Jesús López Nieto (colegio andaluz). Mostró la cartulina amarilla a Luis Enrique (m.24), Albelda (m.37), Carboni (m.50), Figo (m.63) y Cañizares (m.63). Expulsó a Albelda por doble amonestación (m.37 y m.84)


La ley del contragolpe hace campeón de la Supercopa al Valencia

El equipo levantino consigue un empate a tres tantos que le da el título después de remontar por tres veces un marcador adverso
de un partido muy abierto

David Alvarez/EFE , Barcelona
Nano lucha por un balón con Angulo
El equipo levantino no quiso en ningún momento el balón y dejó que su rival asumiese todo el riesgo y que incluso viese cerca el triunfo ante la movilidad del marcador para sentenciarlo en tres acciones. Así, la táctica del Barcelona quedó rápidamente en evidencia y pasaba por una fortísima presión de sus delanteros y centrocampistas con el objetivo de igualar la eliminatoria lo antes posible con un gol en los primeros minutos del partido. De entrada, el Valencia no supo contrarrestar este planteamiento de su rival y se vio sorprendido por el fuerte ritmo que imponía el equipo de Louis van Gaal, por lo que la primera ocasión barcelonista sólo tardó dos minutos en llegar, aunque el cabezazo de Luis Enrique a centro de Nano se perdió por encima del travesaño. Un minuto después, la oportunidad fue para Figo, que obligó a lucirse a Cañizares con un fuerte lanzamiento desde la frontal del área. El equipo de Héctor Cúper pareció pecar además de exceso de cautela y quizá cedió demasiado el balón a su rival, que apenas encontró oposición para poner cerco a la portería de Cañizares. A los nueve minutos, Figo obligó a lucirse al guardameta valencianista, que desvió en última instancia un tiro raso y cruzado del portugués desde el vértice del área pequeña. El primer contragolpe del Valencia, la táctica por la que claramente apostaba Cúper, no llegó hasta los diez minutos de juego, pero el disparo final de Mendieta se perdió por la línea de fondo. La respuesta del Barcelona fue letal, ya que el planteamiento valencianista se vino abajo cuando Kluivert, al rematar de cabeza en el minuto catorce un saque de esquina ejecutado por Figo, equilibraba la eliminatoria. Sin embargo, el Valencia reaccionó cuando más lo necesitaba y, en tan sólo un minuto, mejoró su situación antes de iniciarse el encuentro con un gol de Albelda, también como consecuencia de un córner y tras una cadena de errores en el despeje de la defensa barcelonista. El Barcelona se veía obligado en ese momento a conseguir dos nuevos tantos para remontar la eliminatoria por el valor doble de los conseguidos en campo contrario. La mejor respuesta que pudo tener entonces el conjunto catalán fue el de no hundirse y seguir con la misma mentalidad con la que saltó al campo, algo que le permitió lograr un nuevo gol en el minuto 21, consecuencia nuevamente de un saque de esquina ejecutado por Figo y que, en esta ocasión, remató de cabeza Ronald de Boer. Las oportunidades se sucedieron desde entonces ante el área de Cañizares, cuyo equipo ni siquiera logró acercarse hasta el descanso al área de Hesp. Pero la estrategia de Cúper se reivindicó como correcta a los ocho minutos de la reanudación, en el 53, cuando Juan Sánchez marcaba un nuevo gol al rematar sobre la línea de gol un servicio de Carboni desde la banda izquierda. Como si fuera un calco de la primera mitad, el Barcelona tardaba sólo nueve minutos en lograr el que era su tercer tanto, gracias a un cabezazo de Kluivert, al que le sirvió el balón Guardiola. La sentencia definitiva que llevaba el título a las vitrinas del Valencia la impuso Farinós en el minuto 65, al aprovecharse de una jugada de su nuevo compañero, Killy González, que acababa de sustituir a Juan Sánchez, y de que el rival estaba volcado en ataque para marcar el tanto que establecía el empate final (3-3) y que le daba la segunda Supercopa consecutiva a Héctor Cúper, después de la que logró hace un año al frente del Mallorca.


Subir


Se va el título, pero queda ilusión

Nano eclipsa al 'Piojo'
Manuel Segura
La Supercopa de España sigue reñida con Van Gaal. El Barça, en el tercer asalto del técnico holandés a este título, hizo mucho, sobre todo en ataque, para llevárselo después de los traspiés ante el Real Madrid (1997) y el Mallorca. Pero no bastó. Otra vez Cúper, esta vez con el Valencia, se llevó los galones, pese a que el Barça puso el riesgo, las ganas y el dominio. A este Valencia no hay que darle ni un milímetro. Y el Barça, sobresaliente arriba, volvió a cometer errores globales en defensa pese al buen trabajo individual de Reiziger,Frank de Boer y Sergi. El 'Piojo'nomarcóestavez, peroestuvo en los tres goles: lanzó el córner del primero y la falta que originó el segundoy dio el pasede la muerte a Farinós para que sentenciase. El Barça decidió coger el pulso al partido desde el inicio y no dio tiempo al Valencia para ordenarse. Transmitió ilusión a sus seguidores con un Figo desequilibrante que se movió por toda la delantera, un Kluivert muy batallador y, especialmente, un Nano que dejó su tarjeta la noche de su debut. En ocho minutos, los azulgrana ya habían puesto tres veces en aprietos a Cañizares, con un cabezazo de Luis Enrique y dos remates de Figo. El premio a tan fulgurante salida llegó a los trece minutos, en un cabezazo de Kluivert tras saque de esquina servido, cómo no, por Figo. Pero en la Supercopa hay gafe. Sólo dos minutos después del 1-0 y sinhaberse enteradoaún delpartido, el Valencia se encontró con un empate inesperado. Albelda, sin marca dentro del área, remató un córner del 'Piojo'. Y poco después, también a partir de un saque de esquina lanzado por Figo, Ronald de Boer cabeceó el 2-1 desde el área pequeña tras sacudirse el marcaje de Mendieta. El gol de Albelda fue una losa muy pesada y el Barça perdió frrescura, aunque todavía dispuso de dos ocasiones antes del descanso. El Valencia salió más ordenado en el segundo período y se encontró, encima, con el 2-2, obra de Sánchez a centro de Carboni. El Barça siguió acosando, pero las ocasiones dejaron de menudear. Nano, con dos jugadas de estrella, mereció marcar, especialmente en una acción en que se libró del marcaje de Angloma, entró en el área y disparó raso. Fue de nuevo Kluivert quien, con otro gol a balón parado, devolvió la esperanza antes de la sentencia. El Valencia y la Supercopa siguen siedo gafes, pero el Barça de ayer generó ilusión.

Subir


La Supercopa se le resiste a Van Gaal

EL BARÇA MERECIO MAS
El técnico admitió que jugar sólo con tres defensas es arriesgado, pero todo hace indicar que en la Liga, al menos en el comienzo, va a mantener el sistema. Según el técnico, el Barcelona "jugó muy bien en la primera parte y también en la segunda", subrayando que "el hecho de cada vez que nosotros marcábamos un gol el Valencia nos empatara rápidamente, ha motivado que el equipo se fuera abajo psicológicamente, especialmente con el empate a tres porque ya era muy difícil remontar el resultado".

Aunque los tres goles encajados por el FC Barcelona estuvieron motivados, en parte, por despistes puntuales de la defensa, lo cierto es que el dispositivo táctico ordenado por Louis van Gaal sirvió para anular a Claudio 'Piojo' López que fue muy bien neutralizado, especialmente por Michael Reiziger. El técnico blaugrana apostó por la misma fórmula defensiva que una semana antes en Mestalla. Con Frank de Boer un poco más retrasado en el eje de la defensa, Reiziger y Sergi se encargaron del argentino cuandose movía por su zona pues el Piojo intentó desbordar porambas bandas. López lanzó el córner que significó el primer tanto de su equipo, pero su aportación ofensiva al Valencia no pasó de ahí, al margen de su poder de intimidación. Siempre que intentó arrancar a la contra no pudo aprovechar los envíos en profundidad que le hicieron sus compañeros porque Sergi y Reiziger abortaron todas sus incursiones a lo largo de los 90 minutos. El dato más concluyente es que Piojo López no lanzó sobre la puerta de Hesp durante todo el partido. La nota positiva de la noche para el Barça fue el buen debut de Nano, la joven promesa barcelonista. Si Patrick Kluivert completó un auténtico recital de lo que es un delantero centro, con dos goles incluidos, el canterano demostró que a sus diecisiete años tiene, además de calidad, aplomo para jugar con los mayores. El delantero blaugrana no acusó, aparentemente, los nervios de un debut en partido oficial frente a su afición. Van Gaal, descontento con el rendimiento que ha ofrecido hasta ahora Zenden, apostó por Nano en ausencia de Rivaldo. El joven extremo gallego se hizo con la banda izquierda en la que mantuvo un intenso duelo con Jocelyn Angloma durante todo el partido. Durante la primera parte, cuando estaba más fresco, forzó una y otra vez la entrada por su banda enviando buenos centros sobre el área de Cañizares. Alos tres minutos de iniciarse el partido envió un centro que Luis Enrique cabeceó alto por muy poco. Ya en la segunda parte, desbordó nuevamente a Angloma y envió un buen disparo que Cañizares tuvo que despejar a córner. Veinte minutos después, Nano se escapó de dos defensores junto a la línea de banda con un hábil regate, aunque no pudo finalizar la jugada con éxito. Finalmente, en el minuto 81 recuperó la pelota dentro del área y disparó sobre puerta, aunque en esta ocasión tenía la opción de ceder el balón sobre algún compañero mejor situado.


Subir


Temporada 99-00    Pagina Principal