CdREC -> http://visitweb.com/cdcopy
  






 
 

Las Crónicas de Marc

FC Barcelona: 2 - RCD Espanyol: 0 . (21/09/2002)
Kluivert (1) y Luis Enrique (1).
.

La verdad es que los derbies ya no son lo que eran. Barça y Espanyol se habían alejado el uno del otro en las últimas décadas debido al insultante dominio que los azulgrana imponían en esta clase de partidos, sobre todo en el Camp Nou, y claro el interes por estos partidos había bajado terriblemente y la rivalidad también. De hecho al Espanyol siempre se le recriminaba en sus visitas al estadio culé, un temor que diluia su juego y lo hacía desaparecer de los partidos, aterrado por un estadio y un Barça muy superiores. Así pues este año, y tras mucho tiempo en el que la constante fue esa, esta noche el Espanyol salió al Nou Camp con otro talante y actitud radicalmente diferentes. Plantó cara al partido y el Barça se encontró atado en el medio campo con un Xavi excesivamente marcado que careció de visión y movilidad para dinamizar el juego de ataque azulgrana. De hecho, toda la primera parte se podría resumir como un duelo entre Saviola y Argensó, el portero del Espanyol que tuvo su noche, y desesperó a un Saviola terriblemente constante y muy motivado debido a unos piques con Domorau, que llevaron la salsa de la tensión y la rivalidad a esta clase de partidos. La verdad es que Argensó completó un partidazo que frustró casi al final de la primera parte un posible golazo de Kluivert, que se quedó con las ganas de cantar su primer gol de la Liga. Destacar a un Espanyol que con De la Peña en el campo, dibujó otra cara a un juego, que por parte de los blanquiazules había sido nefasto a lo largo de la pretemporada.

Pero cuando todo parecía estancado, Van Gaal, sorprendiendo a propios y extraños, hasta a un alucinado entrenador del Espanyol, hizo calentar al final de la primera parte a un Riquelme que no se lo creía. Un cambio que todos suponíamos que sería por Luis Enrique, pero que fue por Motta. Detalle que ubicó a Riquelme, sorprendentemente en una posición más próxima a su clase y su juego. De hecho, Riquelme tendría que jugar junto a Xavi, en vez de Cocu o Motta, pero ya sabemos, el sistema esta por encima de las individualidades y mientras esto sea así, a Riquelme se le va a tener desaprovechado hasta perderlo en la banda. Pero esta noche Van Gaal forzado tal vez por las circunstancias supo leer el partido y corregir sobre la marcha un partido que se había estancado. De hecho vió que Xavi estaba muy tapado y que necesitaba a Riquelme al lado para que el juego de ambos se complementara y con ello ganara el ataque azulgrana. Buen dato a favor de Van Gaal que vió que el Barça necesitaba cambios tácticos, y en contra de su clásico inmovilismo, los hizo. Y como el cambio era para mejorar, el juego del Barça, con la entrada de Riquelme y a fuerza de tensón y constancia consiguió al fin, descorchar esa defensa espanyolista hasta conseguir el primer gol que abrió el camino hacia la victoria. Y es que un jugadón de Luis Enrique por la banda propició que el asturiano colgara el balón para que Kluivert, rematara con un salto lateral precioso el primer gol azulgrana. Gol que Patrick dedicó a la afición barcelonista y que rompió con rabia su "eterna" e interminable mala racha.

A partir de ese momento el dominio culé empezó a destacar de forma significativa. Dominio que propició un segundo golazo de un Luis Enrique enrachado que acumula cuatro goles en tres partidos. Estadistica brillante y envidiable. Pero lo siento, no quiero acabar esta crónica sin destacar el giro radical que el partido sufrió con Riquelme encima del terreno de juego. Su entrada amplió el ataque azulgrana y abrió una banda izquierda que con Luis Enrique ganó en profundidad. Y es que ¿porque Riquelme sigue los partidos en el banquillo?. ¿Porque Van Gaal se empeña en creer que su sustituto natural es Luis Enrique, si ambos como hoy se ha demostrado, pueden jugar a las mil maravillas juntos?. ¿Porque no acepta que pueden haber jugadores que pasen desapercibidos en los partidos y otros que deben asumir el protagonismo por su clase y su juego?. ¿Porque no deja paso a la imaginación en vez de crear "robots" fieles a su libreta?. Acabando ya quiero destacar a Saviola como el mejor del partido. Un jugadorazo que se le vé picardia y mágia, detalles que aun no lo hacen crack, pero que crece partido tras partido.

En fin, que el público, 83.000 personas, disfrutó del partido y realizó la ola, creo que exagerando demasiado con olés, en fases muy determinadas de la segunda parte como si se hubiera tocado el cielo. Y es que el Barça hizo lo que debía hacer, o sea ganar al Espanyol. Es cierto que por 2 a 0, pero es que hay que afinar la puntería más, porque no se puede desperdiciar lo que tira el Barça en ocasiones de gol. Y es que en Can Barça se pasa del blanco al negro sin grises de por medio, con una facilidad que asusta porque hay que medir las posibilidades del brillo de un juego, que hay que juzgarlo con el tiempo por delante, la continuidad y sobre todo contra los grandes. Veremos si Van Gaal aprende y utiliza más a Riquelme. Un seguro de creatividad y profundidad en el medio del campo que con su juego, demuestra que no sólo crea peligro sino que abre las bandas.


Marc Pérez Fernández - socio 951 - Barcelona