CdREC -> http://visitweb.com/cdcopy
  












 
 

Las Crónicas de Marc

Panathinaikos: 1 - FC Barcelona: 0 (03/04/2002)
.

La verdad es que esta noche el Barça consiguió lo que al fin y al cabo buscaba, tras plantear de forma impresentable un partido que tiró a la basura desde el primer minuto. Sólo con ver la alinación y sobre todo los 10 primeros minutos, uno pudo hacerse una idea exacta de como Rexach había planteado el partido, en el que de forma clara se evidenció que hoy se vinó tan sólo a defender el 0 a 0 como siempre, con miedo a perder y sin la más mínima intención de buscar el gol de la victoria, al que tan sólo se apeló de forma casual a lo largo de un encuentro en el que me aburrí soberanamente, me irrité como nunca y sentí verguenza ante el pésimo espectáculo que se nos brindó a toda la hinchada barcelonista.

Un partido que no hay que olvidar, que lo veía media Europa. Un encuentro en el que la camiseta del Barça fue asociada en todo momento a la más pura mediocridad y a la vulgaridad más absoluta. Desde luego fue tan impresentable el espectáculo, que en momentos me resistí a admitir que el equipo que iba de azul y grana era el FC Barcelona. Y es que sin Rivaldo, ni Xavi, ni Saviola, y con una concepción en todo momento especulitativa y rácana, el Barça de hoy se defendió atrás ante un rival inexistente que sólo creció en la segunda mitad y tras el gol de penalty, al ver que el Barça de esta noche, para nada era aquel mítico equipo representado en un escudo que esta noche quedó empapado por las lágrimas de la impotencia de todo el barcelonismo.

Y por cierto, no toleraré bajo ningún concepto que nadie me justifique la derrota de hoy por culpa del penalty que no fué y que el arbitro noruego pitó a favor del Panathinaikos. Por favor, no os dejéis engañar por la directiva, el entrenador y algún que otro culé que hoy se lamentará de esta circunstancia, ya que si hoy perdió el Barça, lo hizo única y exclusivamente por el planteamiento y la actitud tan lamentable de un conservador Rexach. Y es que esto ya no se puede aguantar más. La verdad es que cuando le pitarón el penalty en contra al Barça me alegré, sentí un alivio al ver que en la tierra de los Diosas griegos, la divinidad de la Justicia le había castigado a Rexach por el nefasto espectáculo al que nos estaba "torturando" a todos.

Es lamentable. Estoy harto de todo esto. Y es que lo más triste es que el Panathinaikos me pareció en todo momento tan vulnerable, que un simple Barça, esta noche le habría marcado dos o tres goles con facilidad. De hecho cuando salieron al campo Xavi y Rivaldo el decorado cambió. Y es que se vió más fútbol y posibilidad de crear un juego mucho más lógico y coherente. En fin, que la eliminatoria queda muy abierta para de aquí una semana en el Camp Nou, aunque ojo con los contraataques de los griegos si el Barça no consigue un gol pronto, podremos pasarlo muy mal. Aunque la sensación que te queda tras verles es comprobar que el nivel de estos griegos no llega ni al mínimo requerido para una competición con el nombre de la Champions League.

Marc Pérez Fernández - socio 951 - Barcelona

Página principal