CdREC -> http://visitweb.com/cdcopy
  






 
 

Las Crónicas de Marc

FC Barcelona: 0 - Liverpool: 0 (12/03/2002)
.

Que puedo decir sino repetir lo mismo que ya llevo escribiendo desde principos de temporada. Y es que el Barça hoy a empatado, pero mostrando las mismas carencias y limitaciones a las que tristemente nos tiene ya acostumbrados. Y es que no hay solución. Hay lo que hay y punto. No se les puede pedir más. Empezando por los técnicos y siguiendo por los jugadores.

Este Barça es claro y cristalino. La verdad es que no engaña a nadie, y lo más triste de todo esto es que como ya he dicho en más de una ocasión, ni se ve mejora ni se intuyen progresos. Todo es igual que un encefalograma plano, o sea, todo se ve lineal. Y lo más grave es escuchar de boca del vice-presidente Àlex Fernandez decir; "Que en Turquía nos vale el empate", gran consuelo, pero si vas a empatar a Turquía es como ir a cabarse la propia tumba. Y otra joya como; "Que empatar hoy, era lo mismo que ganar". Yo después de escuchar estas palabras, he llegado a la conclusión que este club es igualito que el camarote de los Hermanos Marx, o sea, caótico, sin rumbo, desastrosa, patético, sin identidad, simple, aburrido, vulgar, pasota, etc.

Y es que es tal mi estado de cabreo, que hoy mi voz era una más de los miles y miles de culés de este planeta, que abucheaban y se quejaban del cambio de Saviola al final del partido. Como se puede ser tan cobarde. Y es que hoy Rexach ha tenido que escucharse de todo en un Camp Nou que era un grito unánime en contra de su racaneria y poca ambición. Y es que el cambio de Geovanni casi al final del partido a sido tan "kafkiano" que resume en ese desorden, el caos permanente en el que viven esos tres iluminados que tenemos sentados en el banquillo. En fin, que hoy Bonano ha jugado bien, la defensa a estado más que aceptable y Saviola a destacado como casi siempre por su contancia, ganas y lucha, disfrutando de alguna que otra clara ocasión de gol, sobre todo en el minuto 70' en la que le faltó puntería. Pero dejando a parte estos destalles positivos, hoy Rexach a vuelto a desplazar a Marc Overmars y los 6.000 millones de su fichaje a la graderia, impidiendo así un cambio táctico y una reelectura sobre la marcha del partido para de esta forma aprovechar más las bandas. Y como su fuerte no es precisamente la estategia, a desarmado un centro del campo en el que el desorden y la falta de criterio, anularon por completo el ataque azulgrana.

Acabando ya, os traslado mis dudas y mis malas sensaciones, ya que no tengo esperanzas de que este Barça gane o empate en Estambul. Todo es posible, pero en un campo que será un verdadero infierno, frente a un equipo incisivo, constante, luchador y con sangre en las venas como el Galatasaray, creo que estos cachorrillos de jugadores que tenemos van a caer víctimas de la presión y el desorden táctico. Espero y deseo equivocarme, pero los hechos y la actualidad culé, no me hace sentirme para nada optimista. Y es que nos la jugamos en Turquía. Aun tenemos posibilidades, pero visto lo visto, no tengo ni una sola esperanza ni fe en el futuro de este equipo en la Champions, si se confirma el milagro y llegamos a Cuartos. Veréis, hace semanas reclamaba el cambio del entrenador. Quería que el Barça perdiera para que se destituyera a Rexach. Pero como en este club nunca se hace nada y sólo se espera a final de temporada, sucumbí ante la impotencia de ver como partido tras partido se nos escapaba la temporada de forma inevitable. Y es que cuando pedí la destitución de Rexach en el partido del 0 a 6 de Tenerife, desde ese momento y antes, el Barça con un cambio en el timón de mando, podía haber seguido optando a los dos títulos que nos quedaban. Pero como ya pasó el tiempo, Rexach debe acabar esta temporada porqué todo esta tan complicado que sólo hace falta que alguien apague la luz y nos vemos el próximo año.

Marc Pérez Fernández - socio 951 - Barcelona

Página principal