1ª DIVISIÓN. Jornada 6 Temporada 2000 - 2001
BARCELONA
2 0 REAL MADRID
Mucho Barça para un presionado Figo

Extraordinario. Sensacional. Inolvidable. Fantástico. Jugando así, con esa actitud, con esa agresividad y concentración, porque la calidad la llevan siempre a cuestas los jugadores, será difícil que este Barça aburra, nos deje indiferentes o nos decepcione. No. El Barça de San Sebastián, el de Milán y el de anoche, ilusiona. Y mucho.
Uno de los tres puntos sumados ayer por el Barça hay que atribuírselo, ya, a Serra Ferrer. Es de justicia. Su planteamiento táctico, brillantísimo. Se dejó de libros, de monsergas y ordenó una defensa mixta, con Reiziger sobre Munitis y Puyol encima de Figo echándole el aliento. Además, retrasó a Cocu para ayudar a la defensa y enlazar con el centro del campo y mandó a Simao a la banda izquierda con Roberto Carlos y a Sergi, he aquí otro gran acierto, a la izquierda para frenar a Geremi y hacer de las suyas.
Desde el primer minuto hasta el último el Barça fue infinitamente superior. En todo. Si exceptuamos un peligroso disparo de Raúl a los trece minutos, muy bien bloqueado por Dutruel, el Madrid no hizo nada más.
Diríase que a los blancos les pudo el miedo escénico. Sólo así se entiende que Roberto Carlos no exhibiera su descaro, que Raúl no fuera una pesadilla o que Figo no tuviera ángel.
Es obvio que la animadversión de la afición hacia el portugués, el ensordecedor ruido de sus gritos y silbidos envolvieron el coliseo azulgrana de una tensión que dio alas al Barça y puso plomo en los pies de los madridistas.
Y es que Florentino Pérez, que debutaba en el Camp Nou, y Del Bosque, así como todo los madridistas de pro, ya pueden irse de Barcelona satisfechos con este 2-0 porque los palos en dos ocasiones (Simao en la primera parte y Cocu en la segunda) y un gran Iker Casillas (¡Gaspart, fíchalo!), evitaron una goleada de escándalo. Y además, dentro de la épica de este gran clásico del fútbol, hubo hasta un penalty. Lo hizo de forma descarada Geremi al meter las dos manos para despejar un balón alto a saque de esquina.
Cuando Luis Enrique abrió el marcador de gran cabezazo desviando el esférico, el Barça se supo ganador. Manejó la pelota a su antojo, marcó los tiempos y todos y cada uno de sus jugadores actuaron con una concentración tal que el Madrid no sabía cómo subírsele a las espaldas.
El Real, además, fue cobarde futbolísticamente hablando. Figo, por ejemplo, no tuvo agallas de entrar por la banda derecha. Ni siquiera tiró los córners por seguridad física. Ni Roberto Carlos probó de sus mortíferos centros a sus delanteros. Sin esas dos referencias, el Madrid fue medio Madrid.
El segundo tanto, de Simao, después de un tiro de Rivaldo y un cabezazo de Alfonso al larguero, hizo justicia al partido y al fútbol.
Serra Ferrer quería un equipo con personalidad. Ya lo tiene. Y con chicos como Xavi, Puyol, Sergi, Gerard, Dani, Simao. Así, el Barça llegará donde quiera.

El Barça supera al Madrid en la tabla

Con el triunfo de anoche, el equipo catalán ya está por encima del castellano en la clasificación. En estos momentos, y después de disputar ambos seis partidos, el Barça acumula un total de 12 puntos, uno más que su eterno rival, que se queda con 11. Los blaugrana, por otra parte, hicieron doblar la rodilla al equipo blanco por primera vez en esta temporada. El Real Madrid no caía en Liga desde el 5-2 de Riazor de la pasada campaña, ocho meses atrás.

 
Ficha Técnica  
2 - FC Barcelona: Dutruel; Puyol, Abelardo, Reiziger, Cocu, Xavi, Sergi, Simao, Luis Enrique (Alfonso, m.74), Rivaldo (Gerard, m.87) y Dani (F. de Boer, m.67).
0 - Real Madrid: Casillas; Geremi, Hierro, Karanka, Roberto Carlos, Celades, Makelele (Morientes, m.74), Figo, Munitis, Guti (Savio, m.57) y Rául.
Goles: 1-0, m.27: Luis Enrique desvía con la cabeza una falta lanzada por Xavi. 2-0, m.79: Simao remacha tras un remate de Rivaldo y un posterior remate de Alfonso al travesaño.
Arbitro: Pérez Burrull, del colegio cántabro. Mostró cartulina amarilla a Celades (m.4), Reiziger (m.9), Hierro (m.26), Puyol (m.40), Geremi (m.61) y a Figo (m.66).

Especial Barça-Madrid    Pagina Principal